El Estadio

Escenario de los más importantes clásicos del fútbol brasileño, Maracaná también recibió momentos históricos del fútbol internacional. Hechos monumentales, como el milésimo gol del Rey Pelé, en 1969, también ocurrieron en el césped del templo del fútbol brasileño.

Inaugurado el 16 de junio de 1950, ya recibió partidos de la Copa del Mundo de aquel año y algunos partidos del Mundial de 2014, incluyendo la gran final. También fue sede de partidos de la Copa de las Confederaciones de 2013, ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Panamericanos de 2007 y, más recientemente, de los Juegos Olímpicos en 2016 e de la Copa America en 2019. Además de las competiciones deportivas, Maracaná ha sido escenario de importantes eventos, como conciertos de Madonna, Rolling Stones por 2 veces, Paul McCartney, Tina Turner, Foo Fighters, Coldplay y misas campales del entonces Papa Juan Pablo II, en 1980 y 1997.

Maracaná pasó por una gran reforma para la Copa del Mundo de 2014 y actualmente tiene capacidad para 78.838 aficionados. El estadio ha sido modernizado y hoy cumple con los criterios internacionales de seguridad, logística y sustentabilidad.  El público se sentirá más cómodo con los nuevos bares y taperías, que, además, cuenta con asientos retráctiles divididos por colores y producidos con materiales certificados, como botellas PET. Dividido en cinco niveles y en los sectores norte, sur, este y oeste, el Maracaná apuesta en divisiones para facilitar el acceso y localización de los aficionados. Puerta, sector, bloque, nivel, fila y asiento son las subdivisiones que permitirán al aficionado localizar su asiento con mayor seguridad y conforto. Hay también asientos para obesos, área reservada a personas con movilidad reducida y piso táctil para personas con discapacidad visual.